Vivo por fe, en mi Salvador

El legado teológico de los

himnos de mi infancia.

Como único puedo pensar que no tengo cuidados ni tengo temor de lo que nos espera aquí, es porque sencillamente hemos creído que Dios tiene el control

de todo lo que nos sucede en esta vida.

En dura lid Él nunca me dejará. Esta es la idea que se maneja por todos los ensayos que usted pueda leer en este Portal Cristiano.

¡Dios nunca abandona a sus hijos!

 

Vendrán tempestades lo sé yo muy bien, y la fuerza del sol faltará. Amigos dejarme lo pueden también
Jesús siempre me sostendrá.

Esta estrofa me hace pensar en un poema que se le atribuye a una monja, llamada María Teresa de Jesús.

No es mi posición juzgar si fue o no al cielo, si tenía ídolos en su corazòn o no los tenía, sólo sé que estas estrofas son muy profundas y muy Cristo-céntricas.

¿Quiere recibir un aviso
por correo de los
 editoriales nuevos?