La eficacia de la paciencia de

Santa Teresa de Jesús.

Un poema muy profundo...

Nada te turbe,
Nada te espante,
Todo se pasa,
Dios no se muda.

 
La paciencia
Todo lo alcanza; 
Quien a Dios tiene 
Nada le falta: 
Sólo Dios basta.

 

Eleva el pensamiento,
Al cielo sube, 
Por nada te acongojes,
Nada te turbe.

 

A Jesucristo sigue
Con pecho grande,
Y, venga lo que venga,
Nada te espante.

 

¿Ves la gloria del mundo
Es gloria vana; 
Nada tiene de estable,
Todo se pasa.


Aspira a lo celeste,
Que siempre dura;

Fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.

Á

Ámala cual merece

Bondad inmensa; 
Pero no hay amor fino
Sin la paciencia.

 

Confianza y fe viva
Mantenga el alma,
Que quien cree y espera
Todo lo alcanza.

 

Del infierno acosado
Aunque se viere,
Burlará sus furores
Quien a Dios tiene.

 

Vénganle desamparos, 
Cruces, desgracias; 
Siendo Dios su tesoro, 
Nada le falta.


Id, pues, bienes del mundo; 
Id, dichas vanas; 
Que aunque todo yo lo pierda,
Sólo Dios basta.

Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 

(1 Pedro 5:7)

¿Quiere recibir un aviso
por correo de los
 editoriales nuevos?
Conecte con este portal 
  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Pinterest Logo
  • instagram logo
  • youtube logo
  • Vimeo App Icon
Un Portal que proclama
Que todos los cristianos genuinos,
 somos:
Salvos por gracia
y justificados por la fe.